Frac Ture PS3 Usado

Playstation 3

Nuevo

1 Artículo

Advertencia: ¡Últimas unidades en stock!

$ 9.990

Más información

Frac Ture PS3

Fracture introduce en una escueta cinemática el contexto futurista y, siendo generosos, poco plausible que lo enmarca. En el año 2161 los Estados Unidos han sido divididos geográficamente por la mitad debido a las crecidas del mar, separando también a sus ciudadanos en dos facciones enfrentadas, la República de Pacifica y la Alianza Atlántica.

Seremos un miembro de las fuerzas armadas de la Alianza Atlántica bajo el poco probable nombre de Jet Brody, que se ve envuelto en el conflicto en el momento en que los máximos responsables de ambas facciones se enfrentan con motivo de los deseos de nuestro bando de que las modificaciones genéticas comiencen a regularse debidamente.

En el papel de Brody deberemos infiltrarnos en la base del General Nathan Sheridan de la República de Pacífica para acabar con la amenaza. No estaremos solos, y es que en multitud de misiones estaremos acompañados por otros miembros de nuestros escuadrones, que tratarán de abrirse paso junto a Brody hacia el corazón de la facción enemiga.

El héroe cuenta entre su equipamiento con los verdaderos atractivos de Fracture, sus herramientas para el combate. En primer lugar, en el aspecto defensivo, Brody cuenta con un traje de características similares a las del Jefe Maestro en Halo, es decir un escudo que se desgasta al recibir disparos dejándonos expuestos si se agota, pero que se repone al transcurrir unos segundos a cubierto.

Fracture análisis
La propuesta de Fracture se basa en modificar el terreno a nuestro antojo. Sin embargo sólo algunas partes de los escenarios son alterables, mientras que las estructuras metálicas o suelos de hormigón son inamovibles
En la faceta del armamento hay más variedad. Una de las armas que más emplearemos, y que será la primera en sernos facilitada, es la del Bulldog, una ametralladora ligera. El resto de arsenal oscila entre las imaginativas facultades de, por ejemplo, el ST-4 -que lanza un torpedo subterráneo que podemos detonar cuando deseemos-, y las más genéricas propiedades del fusil de precisión Scorpion, del lanzagranadas Black Widow o del tradicional lanzacohetes.

Se trata de un equipamiento variado pero muy clásico, en el que apenas hay algunos destellos de imaginación. Podemos cargar con dos armas al mismo tiempo, empleando las de nuestro bando o robándoselas a los cadáveres de los enemigos, y cambiamos entre ellas con el triángulo en la edición de PlayStation 3 y con el botón Y en la de Xbox 360.

El apartado de las granadas es algo más sorprendente. Llevaremos cuatro tipos, y para emplear unas u otras utilizaremos la cruceta del pad. Sin embargo, y contra todo pronóstico, sólo encontraremos facultades verdaderamente destructivas en una de ellas, la que creará una suerte de corriente de presión que absorberá a los enemigos para escupirlos a continuación.

El resto responden a los nombres de granada tectónica, subsónica, etcétera, y sirven fundamentalmente para modificar el terreno. Así con una de ellas podremos erigir gigantescas torres sobre las que podremos subirnos para llegar a puntos altos, con otras podremos crear profundos cráteres y, finalmente, con las últimas levantar bruscamente el suelo.

Esta no es, no obstante, la única forma de alterar el aspecto de los escenarios, ya que el Terraformador será seguramente la herramienta que más acabemos empleando. Accionándolo con los botones superiores del pad, haciendo click con el izquierdo horadaremos una parte del suelo, mientras que con el derecho la levantaremos.

Fracture PlayStation 3
Si ves que tu barra de energía está disminuyendo mucho haz uso del Terraformador. Construye una barrera a tu alrededor o hunde al enemigo en el suelo.
Y sobre esta sencilla premisa gira buena parte de la jugabilidad de Fracture y, tristemente, a ese factor se limita su innovación. Los rompecabezas son de una sencillez alarmante, y se limitan a crear montículos en la tierra para alcanzar posiciones más altas, o a cavar agujeros para buscar orificios subterráneos en las estructuras que nos permitan avanzar. ¿Los combates? Igualmente encorsetados.
El Terraformador tendrá cierta importancia a la hora de, por ejemplo, construir una cobertura con tierra a nuestro alrededor para protegernos del fuego enemigo, o hundir a los contrincantes en el suelo y obtener una ventaja táctica por la superioridad de nuestra posición. Sin embargo todo “el juego” que da la alteración del terreno se reduce a eso, lo cual a corto plazo termina siendo repetitivo y poco alentador.

30 productos más en la misma categoría: